Inicio/Guía SEO/Marketing de contenidos/Marketing de contenidos: ¿qué es?

El marketing de contenidos es una estrategia de marketing que se centra en la producción de contenidos útiles y relevantes para los destinatarios, con el objetivo de atraerlos y retenerlos. El marketing de contenidos también tiene como objetivo mejorar la imagen de la marca a través de contenidos que ya no se centran en los productos o servicios que se venden. 

Resumen:

¿Cuáles son las diferencias entre el marketing de contenidos B2B y B2C?

El marketing de contenidos tiene diferentes aspectos dependiendo de si el objetivo es un particular o un profesional. 

Marketing de contenidos B2B

El objetivo empresarial está motivado por el valor de lo que usted ofrece. De hecho, en BtoB, el objetivo principal suele ser el ROI (retorno de la inversión). Las estadísticas y los objetivos son datos tangibles que se utilizan en el marketing de contenidos BtoB. Los contenidos informativos y promocionales se basan, pues, en el "qué, por qué, cuánto y cómo". En el marketing de contenidos BtoB, no tratamos de despertar emociones, sino que apelamos a la razón y al pragmatismo.

En BtoB, el marketing de contenidos no conduce a una compra inmediata. El proceso de decisión es, en efecto, más largo porque a menudo implica a varias personas o varios departamentos. Por lo tanto, es necesario mantener la relación con los prospectos para construir una confianza duradera, hasta la decisión y más allá.

Marketing de contenidos BtoC

El reto de BtoC es, en efecto, muy diferente. A diferencia del BtoB, en el BtoC el marketing de contenidos apela directamente a las emociones. Los individuos necesitan ser entretenidos y guiados hacia su compra. El cliente BtoC también puede estar buscando una solución a un problema concreto y el marketing de contenidos entra en juego para mostrar cómo puede responder la marca. Sin embargo, en algunos ámbitos, como el de la alta tecnología, las emociones deben combinarse con datos concretos para inspirar confianza a los clientes potenciales. Así que se trata de encontrar el equilibrio adecuado. 

En BtoC, los objetivos también pueden ser diferentes mientras que el producto sigue siendo el mismo. Por lo tanto, el marketing de contenidos tiene que satisfacer las necesidades de varios tipos de personas (por ejemplo, principiantes y avanzados), lo que complica la tarea de los profesionales del marketing. En efecto, el hecho de que un producto pueda satisfacer diferentes necesidades no significa que el mensaje vaya a gustar a todo el mundo. 

Por último, a diferencia del BtoB, el proceso de toma de decisiones en este caso es mucho más rápido, ya que no interviene ningún intermediario. En este caso, el marketing de contenidos despierta un deseo inmediato que debe ser satisfecho lo antes posible. 

¿Cuáles son los beneficios del marketing de contenidos?

El marketing de contenidos tiene muchas ventajas de las que se benefician muchas empresas. Ayuda a :

        • Ganar más conciencia y mejorar la confianza en la marca. Un contenido de calidad y bien documentado dará credibilidad a la marca. Así, inspirará confianza y, una vez convertidos, los clientes potenciales serán más propensos a mantenerse fieles;
        • Llegar a un público resistente a la publicidad: muchos usuarios de Internet utilizan hoy AdBlock y saltan sistemáticamente los anuncios. El marketing de contenidos permite eludir este comportamiento al ser menos intrusivo y menos comercial;
        • Reducir los costes de comunicación: el marketing de contenidos puede difundirse fuera de los medios tradicionales (TV, Radio...), por lo que puede ser mucho más rentable;
        • Mejorar la audiencia de un sitio mediante la referenciación natural.

¿Cómo crear una estrategia eficaz de marketing de contenidos?

Aunque el marketing de contenidos parece ser una excelente estrategia de desarrollo para una marca, su aplicación no siempre es fácil. Es habitual encontrarse con estrategias mal ejecutadas que, en el mejor de los casos, generan indiferencia general y, en el peor, generan un mal rollo incontrolado. 

Identifique a su público a través de los buyer personas

El primer paso es conocer bien a su público para poder transmitir el mensaje adecuado en el momento oportuno. De este modo, se pueden llevar a cabo dos acciones al mismo tiempo: 

        • Recogida de datos demográficos (edad, sexo, educación, ingresos)
        • Determinar los hábitos e intereses. Para ello puede utilizar Google Analytics (Audiencia > Intereses > Resumen).

Utilice diferentes formatos para entregar su contenido según el proceso de compra

En función de los objetivos de su empresa, se pueden considerar varios canales de distribución de forma simultánea o sucesiva. Estos canales pueden ser, por ejemplo

        • Redes sociales
        • Plataformas de vídeo
        • Plataformas de streaming
        • Sitios afiliados
        • Boletines de noticias
        • Bloguear como invitado
        • etc.

La elección del canal de distribución depende de sus diferentes destinatarios, sus hábitos de compra y sus objetivos. Esto último puede ser tan sencillo como aumentar la concienciación.

Establecer un calendario de publicación

Para tener éxito, su estrategia de marketing de contenidos debe publicarse en el lugar adecuado y, sobre todo, en el momento adecuado. La falta de anticipación en el calendario de publicación puede llevar al fracaso total de la campaña. Para ello, puedes utilizar un sistema de planificación muy sencillo, como Google Calendar o un planificador tipo diagrama de GANTT, combinado con un software de gestión de proyectos como Jira o Trello. 

La curación de contenidos en el marketing de contenidos

La curación de contenidos consiste en recopilar contenidos relevantes relacionados con un nicho específico, mejorarlos y añadir opiniones personales y experiencia. 

        • Búsqueda de imágenes y vídeos populares 

Con la llegada de Pinterest e Instagram, la curaduría de contenidos de vídeo e imágenes se ha hecho popular. Estas redes sociales le permiten utilizar medios que no son de su propiedad y contar su historia corporativa y así desarrollar una imagen de marca. En pocas palabras, la curación de contenidos le da la oportunidad de invertir su marca en una historia y comunicarse visualmente, lo que suele ser mucho más impactante. También puede crear usted mismo contenidos relacionados con la historia y el posicionamiento de su marca. Para tener la mejor oportunidad, publica contenidos "frescos" y fáciles de compartir (= que puedan atraer a un gran número de personas)

        • Búsqueda de publicaciones en el blog 

La curación de contenidos en diferentes blogs es la técnica más utilizada en la web. Muchos blogs seleccionan contenidos encontrados en otro blog y se basan en ellos para demostrar su experiencia. Cada artículo incluye un comentario adicional o un análisis de un experto para añadir valor al contenido original. Algunos blogs viven sólo de la curación de contenidos. Resumen todos los artículos recogidos en la web, pero no producen contenidos nuevos por sí mismos. Para conservar el contenido relacionado con su negocio, puede utilizar herramientas como SocialMention o las alertas de Google.

        • Cuidar el contenido de una revista web o de un libro blanco

Al crear una revista en línea o un libro blanco, usted demuestra su experiencia a su público. Puede utilizar este canal de distribución para publicar estudios, una auditoría sobre un caso práctico, una guía práctica, infografías... Inspírese en el contenido de sus competidores en su sector de actividad añadiendo su experiencia.

        • Curaduría de contenidos por correo electrónico

La curación de contenidos también puede utilizar este antiguo canal. Los boletines de noticias son una oportunidad ideal para crear y compartir contenidos útiles con sus destinatarios. Puedes crear tus propios contenidos o compartir los de otros. Hay muchas herramientas disponibles para facilitar la creación y distribución de contenidos por correo electrónico. 

        •  Distribuir regularmente contenidos de calidad

La mejor manera de atraer a sus objetivos y fidelizarlos es publicar contenidos de calidad que demuestren su experiencia. Por supuesto, es esencial comprobar las fuentes antes de compartir cualquier contenido, de lo contrario se corre el riesgo de atraer la ira de los internautas. Cuando el proceso esté bien establecido por tu parte, puedes considerar convertirte en un líder de opinión siendo el creador de tus propios mensajes.

Integrar el SEO en su estrategia de contenidos

SEO, o referencia naturales hoy en día los nervios de la guerra contra Google. Asegura la visibilidad a largo plazo y estimula el compromiso de los usuarios de Internet. Sin embargo, sigue siendo el canal más complejo de dominar, ya que implica muchas áreas de conocimiento, sobre todo el contenido editorial. En otras palabras, el contenido debe responder a una necesidad y/o a un problema, ¡y esta es la base del marketing de contenidos! Por lo tanto, el SEO y el marketing de contenidos están estrechamente vinculados hoy en día. Por ello, a la hora de desarrollar el marketing de contenidos, es importante integrar la dimensión SEO, especialmente a través del análisis semántico, que se encarga de establecer el vínculo entre las palabras y las ideas. Dé prioridad a las palabras clave de cola larga.

Para estar bien posicionado en las páginas de resultados de los buscadores, un sitio debe ofrecer un contenido relevante y de calidad y responder a la intención del internauta, y por tanto estar bien referenciado en la palabra clave en cuestión. Esta palabra clave debe integrarse en muchos lugares estratégicos, a saber: el título, el H1, en los subtítulos (de H2 a H6) y también en el atributo alt de sus imágenes.

Además, el marketing de contenidos es una muy buena forma de adquirir enlaces (backlinks) y esto de forma natural, lo que está bien visto a ojos de Google. De hecho, el netlinking es uno de los pilares del SEO. Por eso, cuanto mejor sea tu contenido, más probabilidades tendrá de ser compartido (linkbaiting), es decir, captado por blogueros o influencers que proporcionarán enlaces externos a tu dominio. Estos enlaces serán una señal de confianza para Google, su dominio ganará en autoridad y, por lo tanto, podrá clasificarse mejor.

¿Qué KPIs se deben controlar en una estrategia de marketing de contenidos?

Dependiendo de las plataformas de distribución que haya seleccionado, se pueden supervisar varios KPI para calcular su ROI:

        • El compromiso de sus diferentes comunidades en los medios sociales: le permite medir el interés de los internautas por su marca;
        • La evolución del tráfico en los diferentes dispositivos;
        • Tiempo de permanencia en la página ;
        • El tráfico generado en cada canal (orgánico, de pago, de afiliación...) ;
        • El posicionamiento de sus palabras clave;
        • La tasa de apertura y de clics de sus boletines.

Conclusión

Desde la llegada de las redes sociales, el marketing de contenidos ha crecido considerablemente. Esta técnica de marketing menos intrusiva es extremadamente eficaz y permite el desarrollo indirecto de otros canales de adquisición, como el SEO. Por tanto, debe ser considerado por todos, desde las pequeñas empresas hasta las grandes multinacionales.

   Artículo escrito por Louis Chevant

Completa tu lectura

La guía completa sobre la referenciación de los sitios de comercio electrónico

Los 6 pasos clave a seguir para optimizar correctamente su sitio de comercio electrónico con una buena referenciación natural. 

Descargar gratis